Cuáles fueron los sectores que generaron más empleo en el primer semestre

Después de un 2016 en el que se crearon la mitad de los puestos laborales necesarios para incorporar al mercado de trabajo el crecimiento poblacional (180.000 empleos según cálculos del Ministerio de Trabajo), durante el primer semestre de este año el ritmo de contrataciones ya superó en un 20% el total de lo alcanzado entre diciembre de 2015 y 2016, y el apoyo de la construcción fue central para mover la rueda de las contrataciones en la primera mitad del año, ya que representó un 20% del total de nuevos trabajos.

Si se analizan los datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), la serie más completa en materia de empleo en el país, se observa que apenas uno de cada cuatro empleos creados en durante el primer semestre corresponden al sector privado en relación de dependencia.

Entre enero y junio se crearon, en total, 122.716 puestos de trabajo, sin descontar de allí los 15.821 trabajadores autónomos que cayeron en la comparación con diciembre. De ese total (los 122.716), el tipo de contratación que más se expandió fue el monotributo (+42.306 en términos absolutos o 34,47% en términos relativos), seguido por los asalariados del sector privado (32.066 o 26,13%), asalariados públicos (25.850 o 21,06%), los monotributistas sociales (17.367 o 14,15%) y por último los asalariados de casas particulares (5127 o 4,18%).

El sector privado: la construcción, el motor del empleo

El ranking de los sectores que movieron la contratación privada lo encabeza por lejos la construcción. De los 32.066 nuevos trabajadores en relación de dependencia que se incorporaron a la economía entre diciembre y junio, un 46,29% corresponde a las contrataciones de las constructoras.

El segundo puesto, lejos, es para las Actividades inmobiliarias, servicios empresariales y de alquiler, con una creación neta de 7.648 empleos en la primera mitad del año, lo que representa un 15,09% respecto de los nuevos trabajos del sector privado. El top 3 se completa con los 4.689 trabajadores nuevos del sector de Servicios sociales y de salud, que representan el 9,25% de la creación de empleo privado.

En el extremo opuesto, el sector que lidera los despidos de la economía argenta es, por lejos también, la industria manufacturera, que aporta el 70% de los puestos de trabajo destruidos del sector privado. En la primera parte del año se registraron 13.008 trabajadores menos. Esto, sin embargo, cobra un matiz aún más complicado si se miran los datos del año pasado, cuando también había sido el sector que sufrió la mayor destrucción de empleo, ya que los despidos durante 2016 ascendieron a 46.207, el 58% de los 79.590 de empleos menos con los que terminó el año.

Siete de cada 10 empleos "destruidos" en el sector privado corresponden a la industria manufacturera.

El ranking de los malos resultados del primer semestre se completa con el rojo del sector Minas y canteras, en donde también se cuentan los despidos en el sector petrolero, con 2261 trabajadores menos (o un 12,14% del total de despidos); y en tercer lugar Transporte, almacenamiento y comunicaciones, que tiene en junio 2121 empleos menos que en diciembre del año pasado (un 11,39% de los despidos).